23 may. 2014

La Mujer Empoderada...


Decálogo de La Mujer Empoderada.
1. Cuida su bienestar personal, profesional, financiero y emocional. Sabe que es importante estar bien en todos los aspectos de su vida, incluidos el financiero y el emocional. Le dedica tiempo a cada área de su vida y busca mantenerse sana. Si detecta que le falta fortalecer alguno, es congruente y trabaja a favor de ello.
2. Asume la responsabilidad de sus actos. No le gusta responsabilizar a los demás de lo que pasa en su vida y asume las consecuencias de sus decisiones, ya sea que éstas se reflejen en acciones u omisiones. Si comete errores, aprende de ellos; si tiene aciertos, los valora y sigue adelante.
3. Disfruta su sexualidad y la ejerce con conciencia. Reconoce que la sexualidad es un aspecto importante de su vida; la cuida y ejerce con respeto hacia si misma. Se protege y toma acciones congruentes con lo que cree y valora.
4. Sabe que el silencio es una opción y no una condición. Sabe que su palabra tiene valor y la respeta. Se calla cuando decide hacerlo y no permite que la obliguen a callar por ser mujer. Apoya a otras mujeres a expresarse y es respetuosa de los puntos de vista y opiniones diversas a la suya.
5. Busca soluciones y no justificaciones. No le gusta justificarse, le gusta comprender lo que sucede y encontrar respuestas y soluciones a las situaciones que no entiende o que no resultaron como las planeó o pensó. Sabe que errar es parte del aprendizaje y no se detiene, más que para aprender, cuando tiene que hacerlo o simplemente, decide hacerlo.
6. Reconoce y apoya el talento en otras mujeres. Sabe que la solidaridad es central para el desarrollo y crecimiento de las mujeres y también sabe que las mujeres unidas hacen la diferencia. Cuando conoce –y reconoce- el talento en otras mujeres no se siente amenazada, al contrario, lo apoya y valora.
7. Sabe que el temor sólo se vence enfrentándolo. No se detiene por el miedo, reconoce que lo tiene, toma precauciones y sigue adelante. Sabe que los miedos no desaparecen solos, hay que enfrentarlos, y si es necesario, pide ayuda para poderlo hacer.
8. Evita la violencia y construye puentes. Sabe que la violencia sólo genera violencia y prefiere tender puentes cuando es posible hacerlo. Los puentes unen a las personas, la violencia las destruye. Si es imposible construir, lo reconoce, y sigue adelante buscando opciones, pero no considera la violencia como alternativa.
9. Sabe que es un factor de cambio y transformación para su comunidad. Sabe que forma parte de una sociedad y que puede tener múltiples pertenencias (familia, trabajo, colonia, país, asociaciones, etcétera). Como tal, se asume parte de la(s) misma(s) y aporta lo mejor de si misma. Lo que hace, repercute en su entorno, y por ello, trata de hacer y dar lo mejor.
10. Decide cómo sentirse ante los desafíos y no responsabiliza a las demás personas de sus emociones. Sabe que su bienestar y equilibrio emocional es responsabilidad suya, no hace a las demás personas responsables de su sentir y pensar. Se sabe dueña de sus pensamientos y decisiones, y entre ellas, está el decidir cómo sentirse ante las cosas que pasan. En consecuencia, decide actuar con base en sus ideas y creencias, no en función de las de los demás.
Claudia Calvin.
Feliz Fin de Semana... Se les quiere...

2 comentarios:

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

Muy buen decálogo, muy honesto y sensato.
Saluditos.
Maru

Nilde dijo...

Hola soy nueva por aquí y de inmediato me hice tu seguidora, que hermoso escrito, y tu blog está muy lindo, me encantó por todos sus mensajes, te felicito!